miércoles, 7 de mayo de 2008

MULTIPLICACION DE PLANTAS

PROPAGACION ASEXUAL

Son semillas con embriones donde el origen es totalmente materno y provienen de tejido diploide que rodea el saco embrionico . Entre las desventajas de la reproducción asexual tenemos la desaparición de ese genotipo en cambios ambientales desfavorables. Muchas plantas que se reproducen asexualmente, intermitentemente utilizan la reproducción sexual, esto es para producir nuevos genotipos y que pueda ocurrir selección natural.
Muchas plantas tienen la capacidad de reproducirse asexualmente, ya sea por regeneración de órganos vegetativos como raíces y tallos o por semillas apomícticas.

POR HIJUELOS:

Un hijuelo es un tipo característico de brote lateral o rama que se desarrolla sobre la base del tallo principal de ciertas plantas. Este término se aplica generalmente al tallo engrosado, acortado y con aspecto de roseta. Muchos bulbos se reproducen produciendo en su base bulbillos que son hijuelos típicos. El término hijuelo (o macollo como algunas veces se le llama) se aplica también a las ramas laterales que salen en el tallo de las monocotiledóneas.

POR BULBOS:

Son aquellas especies que se utilizan como ornamentales en parques y jardines o bien, como flores de corte y fuera de este ámbito no se usa para referirse a plantas cuyas estructuras de propagación vegetativa no sean bulbos
Estas también son plantas herbáceas y perennes que presentan órganos subterráneos de reserva de nutrientes, tales como bulbos, cormos, rizomas, tubérculos y raíces tuberosas. Estas especies suelen perder su parte aérea durante las épocas desfavorables de crecimiento (el invierno o el verano, dependiendo de la especie) y permanecen en reposo gracias a las reservas almacenadas en sus bulbos. Cuando las condiciones estacionales vuelven a ser favorables, dichas reservas sustentan el nuevo ciclo de crecimiento. Además, los bulbos también permiten la multiplicación vegetativa o asexual en estas especies.

JARDINERIA:

Las plantas bulbosas son las más versátiles de todas las especies para el jardín. Florecen en sitios muy diferentes y embellecen todas las estaciones del año. Además de la belleza de sus flores, muchas especies de plantas bulbosas poseen un atractivo follaje, lo que las hace todavía más valiosas en el diseño de parques y jardines. La mayoría de ellas, por otro lado, son relativamente rústicas y no demandan grandes cuidados, se multiplican año tras año formando colonias que, a lo sumo, hay que ralear o aclarar para asegurar buenas floraciones. Existen en todos los colores imaginables y muchas poseen esquisitas fragancias.

Están adaptados a un clima continental extremo, con veranos secos y tórridos, inviernos helados y primaveras con breves aguaceros, período en el cual desarrollan su ciclo completo. Existen, por otra parte, muchas especies de sotobosque, como algunos crocos (Crocus), la escila (Scilla) y el diente de perro (Erythronium) que, gracias a sus reservas alimenticias, crecen muy rápido y cumplen su ciclo a principios de la primavera, antes de que las hojas de los árboles de hallan desarrollado y les quiten la luz del sol.[1]
Scilla non-scripta
Los bulbos se clasifican en dos tipos, tunicados, en los que sus bases están rodeadas por capas superpuestas, como la cebolla, y escamosos, en los que dichas bases están imbricadas (como las tejas de un tejado) y son más carnosas. Ambas clases producen bulbillos que sirven para reproducir las plantas, una vez que han alcanzado el tamaño suficiente.

HIJUELOS O BULDILLOS:

La mayor parte del bulbo está formado por escamas, las cuales morfológicamente son las bases envolventes de las hojas. Las escamas exteriores del bulbo, por lo general, son carnosas y contienen nutrientes de reserva. En el centro del bulbo se encuentra ya sea un meristema vegetativo o un tallo floral sin expandir. En las axilas de las escamas se desarrollan meristemas que producen bulbos en miniatura, llamados bulbillos o hijuelos. En algunas especies de lirios (Lilium) estos bulbillos se forman no sólo en las axilas de las escamas sino también en las axilas de las hojas normales, ya sea en la porción aérea o en la parte subterránea del tallo.

Bulbillos al lado del bulbo original en Allium
Los hijuelos se utilizan para propagar muchas clases de bulbos. Este método es los suficientemente rápido como para realizar la producción comercial de tulipanes, narcisos, iris bulbosos y muscari, pero, en general, es demasiado lento para otras especies.
Estacas de bulbo:
Consiste en cortar un bulbo maduro en secciones verticales, cada una de las cuales debe llevar una porción del plato basal. Cada sección se subdivide luego mediante otro corte vertical realizado cada 3 o 4 escamas. Cada estaca de bulbo, entonces, está formada por una sección del plato basal y porciones de 3 o 4 escamas. Estas estacas se plantas verticalmente en un medio de enraizamiento, como turba y arena, enterrándolas en toda su longitud. En unas cuantas semanas se forman bulbillos nuevos entre las escamas, los cuales luego emiten raíces. Varias especies pueden multiplicarse por este método, entre ellas Chasmanthe, Haemanthus, Hippeastrum, Hymenocallis, Lycoris, Narcissus, Nerine, Pancratium, Scilla y Sprekelia.

POR TUBERCULO:

Un tubérculo es un tallo subterráneo modificado y engrosado donde se acumulan los nutrientes de reserva para la planta. Posee una yema central de forma plana y circular. No posee escamas ni cualquier otra capa de protección, tampoco emite hijuelos. La reproducción de este tipo de plantas se hace por semilla, aunque también se puede hacer por plantación del mismo tubérculo. Es así como se realiza casi siempre la siembra de la patata o papa.
Son plantas herbáceas, algunas de porte semiarbustivo y perennes, excepto en climas fríos, donde la parte aérea de la planta muere conservándose únicamente el tubérculo
Existen otras especies empleadas en jardinería que poseen tubérculos:


· División:

los tubérculos pueden propagarse cortándolos en secciones y plantando cada una de ellas, con la única condición que cada sección conserve una yema. Este es el medio comúnmente utilizado para la multiplicación comercial de la papa

Raíces tuberosas
División

el método usual de propagación de las raíces tuberosas es dividir la corona de tal modo que cada sección lleve como mínimo una yema del tallo. Esta división se debe realizar poco antes de la plantación.

Estacas foliares:
La propagación vegetativa en plantas con raíces tuberosas, como la dalia o las begonias tuberosas, es más efectiva utilizando estacas foliosas. Las estacas forman raíces en sus bases y muy pronto regeneran una nueva planta.

POR RIZOMAS:

Son tallos subterráneos horizontales (no son raíces), que crecen enterrados paralelos a la superficie del suelo. El rizoma está por debajo y el estolón está por encima del suelo. Los rizomas tienen yemas que pueden dar lugar a plantas nuevas si las condiciones son favorables. Si el rizoma se rompe puede dar lugar a tantas plantas como fragmentos haya. Ocurre en algunos robles, en las cañas y juncos, etc.

División
Se efectúa al inicio del período de crecimiento (ejemplo, al inicio de la primavera). Se realiza cortando el rizoma en secciones, asegurando que cada una de ellas tiene por lo menos una yema lateral. Varias especies, tales como los Iris rizomatosos y el lirio del valle (Convallaria)se propagan de esta forma.

POR ESTOLONES:

son tallos delgados que crecen horizontalmente sobre la superficie del suelo y da lugar a nuevos individuos.
Tipo de reproducción en la cual, la planta produce unos brotes laterales delgados que nacen desde la base del tallo. Estos brotes se propagan lateralmente, aérea o subterraneamente. De éstos nacen los nudos, de los cuales nacen las nuevas raíces. Hay que cuidar que no nazcan hacia lugares donde luego podamos arrepentirnos de su presencia. Se da en Vallisnerias, Cryptocorynes y Echinodorus entre otras especies. En los animales coloniales se llama así al crecimiento horizontal de la agrupación.

POR ESTACAS

En la propagación por estacas, una parte del tallo, de la raíz o de la hoja se separa de la planta madre, se coloca bajo condiciones ambientales favorables y se le induce a formar raíces y tallos, produciendo así una nueva planta independiente, que en la mayoría de los casos es idéntica a la planta de la cual procede.
Importancia y ventajas de la propagación por estacas
Importancia:
Este es el método más importante para propagar arbustos ornamentales. Las estacas también se usan ampliamente en la propagación comercial en invernadero de muchas plantas con flores de ornato y se usa en forma común para propagar diversas especies de frutales.




Ventajas:

o Se pueden iniciar muchas plantas en un espacio limitado, partiendo de unas pocas plantas madres.
oEs poco costoso, rápido y sencillo, no necesitando de las técnicas especiales que se emplean para el injerto.
o No tienen problemas por incompatibilidad entre patrón e injerto o por malas uniones de injerto.
o La planta progenitora suele reproducirse con exactitud sin variación genética.

Tipos de Estacas

Las estacas casi siempre se hacen de las porciones vegetativas de la planta, como los tallos modificados (rizomas, tubérculos, cormos y bulbos), las hojas o las raíces. Se pueden hacer diversos tipos de estacas, que se clasifican de acuerdo con la parte de la planta de la cual proceden:
1. Estacas de Tallo
Este es el tipo más importante de estacas y puede dividirse en cuatro grupos, de acuerdo con la naturaleza de la madera usada: de madera dura, de madera semidura, de madera suave y herbáceas.
En la propagación por estacas de tallo se obtienen segmentos de ramas que contienen yemas terminales o laterales, con la mira de que al colocarlas en condiciones adecuadas, produzcan raíces adventicias y, en consecuencia, plantas independientes.
El tipo de madera, el período de crecimiento usado para hacer las estacas, la época del año en que se obtengan y otros factores pueden ser de mucha importancia para asegurar el enraizamiento satisfactorio de algunas plantas. La información concerniente a esos factores se da aunque parte de ese conocimiento puede conseguirse en la práctica misma de propagar plantas.


2. Estacas de madera dura (Especies Caducifolias)
Este es uno de los métodos de propagación más fácil y menos costoso. Las estacas de madera dura son fáciles de preparar, no son fácilmente perecederas, de ser necesario, pueden enviarse a distancias largas y no requieren equipo especial durante el enraizado.
Las estacas se preparan en la estación de reposo (fines del otoño, el invierno, o comienzos de la primavera), de madera del crecimiento de la estación anterior (de un año), aunque en algunas especies, como la higuera, el olivo, semeruco y algunas variedades de ciruelos se usan estacas de dos o más años. Las estacas con madera dura con más frecuencia se usan en la propagación de plantas leñosas caducifolias, aunque es posible propagar ciertas especies siempreverdes de hoja ancha, como el olivo, por medio de estacas de madera dura sin hojas.
El material de propagación para estacas de madera dura debe obtenerse de plantas madres sanas, y moderadamente vigorosas y que crezcan a plena luz. No se debe seleccionar madera de crecimiento exuberante con entrenudos anormalmente largos o de ramas pequeñas y débiles que crezcan en el interior de la planta. La madera más conveniente es aquella de tamaño y vigor moderados. Las estacas deben tener almacenada una amplia provisión de materias alimenticias para nutrir a las raíces y tallos en desarrollo hasta que sean capaces de hacerlo por sí mismos. las puntas de las ramas tienen pocos alimentos almacenados y se descartan. Las mejores estacas se obtienen de la partes central y basal.
Las estacas de madera dura varían considerablemente en longitud: de 10 a 75 cm. Las estacas largas, cuando se van a usar como patrones para árboles frutales, una vez que han enraizado, permiten que se injerten en ellas mismas las yemas varietales en vez de hacerlo en ramas más pequeña que salgan de la estaca original.
En una estaca se incluyen cuando menos dos nudos. El corte basal, de ordinario se hace justo debajo de un nudo y el corte superior de 1.5 a 3 cm arriba de otro nudo. Sin embargo, al preparar estacas de tallo de plantas con entrenudos cortos, por lo general, se presta poca atención a la posición del corte basal, especialmente cuando se preparan y cortan juntas cantidades grandes de estacas, muchas a la vez, con una sierra de cinta o con una cizalla para papel.
El diámetro de las estacas varía entre 1.5 y 2.5 o aun 5 cm, dependiendo de la especie. Se pueden preparar tres tipos de estacas:
· El tipo de "mazo"
· El tipo "con talón"
· La estaca simple
El tipo "mazo" incluye una pequeña porción de la madera más vieja, mientras que "la estaca con talón" se le deja sólo una sección aún más pequeña y "la estaca simple" se prepara sin incluir nada de la madera vieja.


POR ACODOS

El acodado es un método de propagación en el cual se provoca la formación de raíces adventicias a un tallo que está todavía adherido a la planta madre. Luego, el tallo enraizado, acodado, se separa para convertirlo en una nueva planta que crece sobre sus propias raíces.
El acodado puede considerarse como una preparación para divisiones subsecuentes. Puede ser un medio natural de reproducción como en la frambuesa o puede inducirse por los métodos "artificiales" que se describen más adelante.
La rama acodada sigue recibiendo agua y minerales debido a que no se corta el tallo y el xilema permanece intacto. En consecuencia, el acodado no depende del período de tiempo que una rama separada (estaca) puede mantenerse antes de que se efectúe el enraizado. Esta es una de las razones importantes por qué en muchas plantas se tiene más éxito al propagarlas por acodos que por estacas.

La ventaja principal del acodado es el éxito con que las plantas se enraizan por este método. Muchos clones que no enraizan fácilmente por estaca pueden enraizar por acodo, permitiendo establecer la planta sobre sus propias raíces. La mayoría de los métodos de acodado son relativamente fáciles de llevar a cabo y puede practicarse a la intemperie en el jardín o el vivero. Cuando se trata de obtener un pequeño número de plantas, el acodado puede ser más exitoso con menos pericia, esfuerzo y equipo del que requeriría para obtenerlas por estacas.
Por otra parte, el acodado tiende a ser un método de propagación caro y no se presta para las técnicas mecanizadas de propagación en gran escala usadas en los viveros modernos. Parte del aumento en el costo de propagación se debe a los requerimientos adicionales de mano de obra. Una planta acodada exige cierta cantidad de atención individual, dependiendo del método que se use en particular, aunque las operaciones necesarias son en sí sencillas. También el número de plantas vendibles es menor que el que se obtendría haciendo la reproducción por estacas, yemas o púas. El método tiende a ser engorroso y las plantas progenitoras ocupan un área considerable, la cual es difícil de cultivar y mantener libre de malezas.
Algunos árboles y arbustos ornamentales se propagan por acodos, en especial en Europa. Hay casos en que las plantas establecidas en viveros para ser acodadas han estado muchos años produciendo y los viveristas han adquirido mucha destreza en el manejo de esas plantas.
El acodado es más indicado para el horticultor aficionado que desea propagar un número relativamente pequeño de plantas o para especialistas que desean reproducir cierta clase de plantas. En estos casos, el gasto por planta y la atención requerida por ellas no son factores a considerarse al seleccionar su método.
Procedimientos para el acodado

·Acodado de punta: En el acodo de punta, el enraíce tiene lugar en la punta de las ramas de la estación en curso, las cuales se doblan hacia el suelo. La punta de la rama empieza a crecer en el suelo hacia abajo pero se curva para producir en el tallo una vuelta pronunciada en donde se desarrollan las raíces. Este método natural de reproducción es característico de la zarzamora rastreras, "dewberry" (un tipo de zarzamora) y las frambuesas púrpura y negra.
La mejor época para acodar es cuando sólo parte de las ramas laterales han tomado esa forma. Si la operación se hace demasiado pronto, es posible que las ramas sigan creciendo una vez de formar una yema terminal. Si se hace demasiado tarde, el sistema radical será pequeño.
Es preferible acodar las puntas a mano, usando una pala o una cuchara para hacer un hoyo con un lado vertical y otro ligeramente inclinado hacia la planta madre. Se coloca la punta de la rama en el hoyo, apoyada sobre el lado correspondiente, llenándolo con la tierra extraída que se aprieta con firmeza contra la rama. Al colocarla así, la punta no puede seguir creciendo y se vuelve "telescópica", formando con prontitud un sistema radical abundante y desarrollando un brote vertical vigoroso.

.Acodado simple: El acodado simple se efectúa doblando una rama hasta el suelo y cubriéndola parcialmente con tierra o medio para enraizarla, pero dejando descubierto su extremo vertical. La punta de la rama se curva estrechamente y se enderezan los últimos 15 a 30 cm de ella. Es posible que todo lo que requiera para inducir el enraizado sea curvar la rama, pero se puede tener un beneficio adicional torciéndola para aflojar la corteza. En ocasiones se hacen cortes o muescas en la parte inferior de la rama.
Por lo general la época para hacer el acodo es el principio de la primavera, usando ramas durmientes de un año de edad. Se usan ramas bajas, flexibles, que se pueden doblar fácilmente hasta el suelo. En algunos casos los vástagos que se producen cerca de la corona de la planta pueden servir como ramas para acodar.
·Acodado Compuesto o Serpentino: El acodado compuesto es sobre todo el mismo que el acodado simple, excepto que la rama queda alternadamente cubierta y descubierta a lo largo de su extensión. Generalmente la rama se lesiona a anilla en su parte inferior y se cubre en la misma forma que en el acodado simple.
Una vez que los acodos han enraizado o al fin de la estación de crecimiento, la rama se corta en secciones formadas por el nuevo brote y por la porción que lleva las raíces. En esta forma se pueden tener varias plantas nuevas de una sola rama.


En el acodado aéreo, las raíces se forman en la parte aérea de la planta en donde el tallo se ha anillado o se le ha hecho un corte angosto inclinado hacia arriba. La porción lesionada se envuelve en el punto de la herida con un medio de enraíce que se mantiene húmedo de continuo. Este procedimiento tiene más éxito en regiones con humedad elevada o en invernaderos.
Los acodos aéreos pueden hacerse en la primavera en madera del crecimiento del año anterior o, en algunos casos, a fines del verano en ramas parcialmente endurecidas. En ocasiones, es posible usar madera más vieja que de un año, pero el enraizamiento es menos satisfactorio y las plantas más grandes que se obtienen son más difíciles de manejar después del enraíce.
El primer paso en el acodo aéreo es anillar o cortas la corteza del tallo en un lugar situado de 15 a 30 cm o más, atrás de la punta. Puede ser conveniente raspar la superficie para asegurarse de que se ha removido todo el floema y el cambium y retardar así la cicatrización. Otro procedimiento consiste en hacer un corte inclinado de unos 5 cm, que llegue hasta el centro del tallo, manteniendo las dos superficies separadas con musgo esfagníneo o un trozo de madera. Para cubrir las superficies cortadas de la rama se colocan alrededor de ellas unos dos puñados de musgo sphagnum ligeramente humedecido. Si el musgo está demasiado húmedo, pueden pudrirse los tejidos de la rama.
La mejor forma de determinar cuándo remover el acodo de la planta madre, es observando la formación de raíces a través del plástico transparente. En algunas plantas el enraizado se efectúa en 2 o 3 meses o menos.
· Acodado en Trinchera: El acodado en trinchera (método de ahilamiento) consiste en cultivar una planta o rama de planta en posición horizontal en la base de una trinchera o surco, y cubrir con tierra los brotes nuevos a medida que crecen, de tal manera que se ahilen sus bases, de las cuales se originarán raíces.
En este procedimiento el primer paso consiste en establecer la cama madre, la cual, como en el acodado en montículo puede usarse por varios años. Acodos enraizados o árboles injertados de un año se plantan a una distancia de 50 a 75 cm, colocándolos en el surco con una inclinación de 30º a 45º. Los surcos deben espaciarse de 1.20 a 1.50 m, a distancia suficiente para que permitan labores de cultivo y apilar tierra alrededor de la planta hasta unos 15 cm de altura. Luego las plantas se cortan a una altura uniforme –50 a 65 cm- y se les deja crecer durante una estación.
El acodado en trinchera es, de manera principal, un procedimiento usado en los viveros para propagar ciertos frutales cuya multiplicación es difícil de lograr por otros métodos. También se puede practicar con árboles o arbustos establecidos, doblando las ramas o sarmientos largos y flexibles hasta el suelo, como se hace en el acodado simple pero colocándolas planas en la trinchera. La rama se cubre en toda su longitud, pero dejando la punta expuesta.

INJERTACION:

En unir una parte de una planta a otra. El resultado es un individuo autónomo formado por 2 plantas diferentes.
Es posible hacer injertos múltiples, es decir, injertar más de una yema o púa sobre un mismo patrón. Por ejemplo, para obtener un manzano con varias variedades de manzanas; un rosal con flores de distintos colores; Datura arbórea con flores blancas y rojas a la vez... El inconveniente es que la vida de las plantas con injertos múltiples se acorta bastante y puede llegar a durar sólo 2 ó 3 años; depende

INJERTO DE PUA:

• Este tipo de injerto es el más recomendable cuando el patrón y la púa tienen el mismo diámetro, por ejemplo, entre 0,5 y 1,5 cm.
• Se corta con unas tijeras de podar el patrón a la altura deseada y se le hace un corte a lo largo por el centro de unos 6 cm de longitud.
• La púa debe tener al menos un año, el mismo tamaño que el patrón, y 2 ó 3 yemas. Si el patrón es de mayor diámetro que la púa, sólo pueden estar en contacto por un lado.
• A la púa se le corta un bisel por ambos lados.
• Se introduce de tal manera que la corteza del patrón y la de la estaca se toquen para que el cambium de ambos elementos quede en contacto.
• Se ata la unión con rafia de injertar y se encera con pasta o mástic para injertar. Se pone también cera en la punta de la púa.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Más tiempo tampoco es bueno porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia.
• Este tipo de injerto lo admiten muchos árboles de hoja caduca. Época de realización: desde mediados hasta finales de invierno.
• También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne, en esta caso, desde finales de invierno hasta finales de primavera, usando púas con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa de plástico transparente durante varias semanas para evitar su deshidratación.

INJERTO DE HENDIDURADOBLE

• Es uno de los tipos de injerto más antiguos y de uso más amplio.
• Se utiliza para cambiar de variedad (olivo, vid, peral, manzano, etc.) o para rejuvenecer árboles. Resulta útil en especies de larga vida, como los Manzanos, Perales, Olivos, etc., pero en otras ocasiones es mejor arrancar y plantar árboles nuevos jóvenes que reinjertar la copa.
• Válido para casi todos los árboles de hoja caduca.
• También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne, cambiando la púa por una ramita o esqueje con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa transparente durante varias semanas para que se seque.
• Se practica sobre troncos de árboles pequeños de hasta 10 centímetros de diámetro, o ramas de árboles grandes de hasta 10 cm. de diámetro
• La época va desde mediados hasta finales de invierno o, incluso, en primavera.
• Se preparan dos púas haciéndoles un bisel por ambos lados.
• A la rama o tronco se le practica un corte recto y limpio y un corte longitudinal por el centro.
• Se insertan las dos púas en el tocón, una a cada lado de la hendidura.
• Las púas hay que ajustarlas bien de manera que las cortezas externas de ambas estacas contacten y se alineen con la corteza del patrón, a fin de que los cambiums se fusionen. Esto es vital.
• Se ata y encera todo con mástic o pasta selladora, incluyendo los extremos de ambas estacas.
• Si prenden las dos, se pueden conservar ambas, pero también dejar la mejor colocada o de crecimiento más vigoroso, y a la otra darle una poda dura, pero manteniéndola viva para que ayude a cicatrizar la zona del injerto. Más adelante se eliminará por la base la que no nos interese.
• No se desata el injerto hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Dejarlo más tiempo tampoco es bueno, porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia. • Puesto que hay que hacer una poda muy fuerte al árbol si se injerta en ramas gruesas, para atenuar este efecto, un año se puede injertar en una rama y al siguiente en otra, por ejemplo. Injerto de hendidura Encerado y atado

INJERTO DE CORTEZA

• Es un tipo de injerto fácil y que tiene buen porcentaje de prendimiento.
• Se utiliza, entre otros posibles fines, para cambiar la variedad en olivo, cítricos, almendro, etc.
• Sirve para cualquier árbol o arbusto de hoja perenne o caduca.
• El patrón puede tener de 3 a 30 cm. de diámetro o incluso más.
• Se hace en primavera, cuando ya está en savia, puesto que es necesario poder separar la corteza en el patrón.
• La púa se recolecta en invierno y se mantienen en el frigorífico. Antes de guardarlas, se deben mojar un poco, envolver en papel de cocina o de periódico y meter en una bolsa de plástico para evitar que se sequen.
• Si es un árbol de hoja perenne, como el de la fotografía derecha, se recoge y se injerta directamente, sin guardar.
• La púa debe tener 2 ó 3 yemas y 10-12 cm. de longitud.
• El patrón se corta con un serrucho y con un cuchillo se le hace un corte vertical de unos 5 cm en la corteza.
• A la púa un corte en bisel por un lado. Si es de hoja perenen, se le cortan las hojas, excepto la superior, dejando el pecíolo.
• Se insertan 2 púas (o más) por el lado biselado entre la corteza y la madera del patrón.
• Se ata y encera todo el injerto con mastic de injertar, incluyendo la parte superior de la estaquita.
• Si es un árbol de hoja perenne, se moja con agua limpia la púa y se cubre con una bolsa de plástico transparente. Esto mantiene el aire de alrededor húmedo. De no poner una bolsa, la ramita se secaría antes de que se hubiera formado la unión con el patrón. Pasados unos 15 ó 20 días, ya se puede retirar la bolsa porque la unión se habrá verificado.
Limonero: injertos en 5 ramas Púa con el corte en bisel hecho • Se espera a que los brotes de las yemas del injerto tengan unos 10 ó 15 cm y luego se desata la rafia para que no se ahogue por dificultar el paso de savia. • Si el injerto falla, se puede cortar la rama más abajo, si todavía es tiempo para injertar, y repetir.

INJERTO DE APROXIMACION

• Se hace a partir de dos plantas enteras.
• Tienen que estar plantadas cerca una de otra, o bien, juntarlas si es que están en macetas; o una plantada en tierra y otra en maceta.
• Se practica un rebaje en cada rama quitando unos centímetros de corteza con un poco de madera. Las partes quitadas deben ser iguales y a la misma altura.
• Luego se unen encajando perfectamente. La clave de los injertos es que queden en contacto el cambium del patrón y el cambium de la variedad. Si se pone sólo un poquito en contacto, el injerto fracasa.
• Se ata y se cubre todo con mástic o cera de injertar.
• Una vez se ha producido la unión entre las dos plantas, se corta por encima de la unión la planta que NO queremos que forme el tronco y las ramas, sino que aporte únicamente sus raíces.
• Se puede dejar con dos pies (dos sistemas radicales) para dar más vigor al injerto, o se puede cortar el pié de la planta injertada por debajo del injerto. Este pié puede volver a brotar y servir para injertarle otra púa.

INJERTO DE PUENTE

• Es un tipo especial de injerto que se usa para reparar la corteza lesionada de un tronco.
• Las púas se recolecta en invierno y se mantienen en el frigorífico. Antes de guardarlas, se deben mojar un poco, envolver en papel de cocina o de periódico y meter en una bolsa de plástico para evitar que se sequen.
• Las púas se toman de plantas de 1 año, de 6 a 12 cm. de diámetro y de la misma especie del árbol sobre las que se injertarán o de otra compatible.
• El injerto se lleva a cabo a principios de primavera.
• Se recorta la herida hasta llegar a tejido sano y arriba y abajo de la herida se hacen muescas en la corteza de la misma anchura que las púas.
• Las púas se preparan realizándoles cuñas en los 2 extremos.
• Se insertan las púas debajo de cada muesca, quedando la cuña bajo la lengüeta de corteza. Los bordes quedan en contacto y por tanto ambos cambiums, que es fundamental.
• Se clavan con puntillas y se encera todo para que no se seque.

INJERTO INGLES

• Este tipo de injerto se hace en tallos finos, de 2 centímetros de diámetro como máximo (0,5-1,5 cm. es lo normal).
• Es preferible que el patrón y la púa tengan el mismo diámetro. Si la púa es considerablemente más delgada que el patrón, la púa hay que colocarla desplazada a un lado, no en el centro, como se puede ver en el dibujo de la izquierda abajo.
• Se hace a mediados o finales de invierno, es decir, cuando la púa está en reposo (sin hojas).
• La púa se prepara a partir de una ramita de 1 año de edad, cortando un trozo de 7 a 12 cm. de longitud y de un diámetro máximo de 2 centímetros. Deberá llevar 2 ó 3 yemas de madera. Como si fuera una estaquilla.• Se hace un corte en bisel, tanto en el patrón como en la púa, y sobre ese mismo corte, se le da otro a ambos elementos, obteniéndose las lengüetas (ver dibujos).
• Patrón y variedad se ensamblan por las lengüetas, debiendo quedar en contacto el cambium de ambos. Este es el secreto. Hay que poner en contacto los cambiums de las dos piezas, si no, no prenderá. Si se pone sólo un poquito en contacto, fracasa.



• Se amarra bien con rafia o con cinta adhesiva especial para injertos y se encera todo para protegerlo de la desecación.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Si los desatas demasiado pronto, el tejido de unión es muy tierno y escaso y se seca cuando parecía que ya estaba brotando. Mantener la atadura más tiempo del recomendado también es perjudicial, ya que estrangula al injerto por dificultar el paso de la savia.
Injerto de tocón de rama
Injerto lateral de tocón de rama

INJERTO LATERAL

• La época es a finales de invierno, cuando ya se puede despegar la corteza del patrón con facilidad.
• Se hace un corte en T en una zona lisa de la corteza del patrón y se despega la corteza.
• La púa se prepara haciéndole un bisel sólo por un lado.
• Se introduce la estaca debajo de la corteza levantada.
• Se ata con rafia y se encera con mástic para injertar.
• Tras brotar la yema de la estaca se corta la parte superior del patrón para que toda la savia vaya al injerto y crezca vigoroso. A los 15 días se quita la atadura de rafia para que no estrangule al injerto.
• Este tipo de injerto es válido para todos los árboles y arbustos, tanto de hoja caduca como perenne. En los de hoja perenne se sustituye la estaca por un esqueje con hojas y se cubre el injerto con una bolsa de plástico transparente durante varias semanas para que no se reseque.
Injerto de escudete o injerto de yema en T


• El injerto de yema en T o de escudete es el más utilizado para producir árboles frutales. Se injertan yemas de variedades de árboles sobre patrones obtenidos de semilla (principalmente) o bien, patrones obtenidos de estacas. Por ejemplo, se emplea este método en los viveros para obtener árboles de:- Almendro- Cerezo- Naranjo, Limonero, Mandarino- Melocotonero- Nectarina- Manzano- Peral• En ornamentales es el método para injertar los Rosales.
• Se obtienen altos porcentajes de prendimiento.
• Se hacen desde primavera a otoño, es decir, cuando la corteza del patrón se pueda despegar con facilidad y el árbol esté en crecimiento activo, fluyendo savia.
• El injerto de los cítricos y los rosales típico se hace entrada la primavera y la yema brota el mismo año. Si se hace en verano, se llama "a ojo durmiente", es decir que el escudete agarra pero la yema no brota hasta la primavera del año que viene.

• Sobre el patrón, que puede tener de 5 a 25 cm. de diámetro, se le hace un corte vertical de 2-3 cm. y luego otro horizontal en forma de "T" .
• A la variedad se le saca la yema (ver foto superior). Para ello, se coge la rama con fuerza, se pone el dedo encima de la yema, se aprieta con fuerza hacia dentro y se gira. Si lleva hoja, córtala para disminuir la transpiración del escudete (ver foto superior).
• Luego se despega la corteza con el cuchillo y se insertar la yema hasta emparejar los 2 cortes horizontales. Los cambiums respectivos se ponen en contacto en estos cortes horizontales.
• Por último, se ata el injerto con cinta plástica transparente o rafia, dejando que asome un poco el trozo de pecíolo y la yema.
• No es necesario encerarlo (ni ningún injerto de yema).
• Se desata a los 15 ó 20 días aproximadamente si ha agarrado. Si se deja mucho tiempo atado se pueden perder por quedar ahogados una vez brotados.


INJERTO DE PARCHE

• Es más lento y difícil que el injerto de yema en T, pero se usa con éxito en especies de corteza gruesa como el Nogal, en los que el de T va mal.
• La época mejor es a finales de verano o principios de otoño. También se puede en primavera, pero no es la ideal. La corteza del patrón se pueda despegar con facilidad y el árbol está en vegetación, fluyendo savia.

• Se puede insertar con éxito en patrones de hasta 10 cm. de diámetro.• Se extrae del patrón un parche rectangular de corteza de unos 2,5 cm. de ancho.
• Se extrae de una rama que no deberá tener mucho más de 3 cm. de diámetro.
• La yema en forma de parche rectangular debe tener las mismas medidas que el recuadro abierto en el patrón, es decir, unos 2,5 cm. de ancho para que encaje perfectamente.
• Es importante sacar el parche con un pequeño núcleo de madera que debe quedar dentro de ella si se quiere lograr el prendimiento.
• Se debe insertar de inmediato, por lo que el patrón debe estar preparado previamente.
• Del contacto preciso de los bordes de una y otra parte depende el prendimiento.
• Se ata con cinta de injertos o rafia.
• No es necesario encerarlo (ni ningún injerto de yema).
• Se desata a los 15 días aproximadamente; agarran rápidamente. Si no se desatan se pueden perder por quedar ahogados una vez brotados.
Injerto de astilla o injerto de chip

INJERTO DE ASTILLA O DE CHIP

• Este tipo de injerto se hace en Primavera, cuando el patrón y el injerto están en pleno crecimiento. También en verano, pero en este caso la yema no se desarrollará hasta la primavera siguiente.
• Es un método de injerto muy bueno para higueras y otros ficus. También sirve para cualquier arbol o arbusto de madera blanda.
• En primer lugar, se hace un corte pequeño en el patrón en forma de lengüeta y luego otro corte de arriba a abajo de unos 3 ó 4 centímetros.
• El escudete con madera o chip debe ser de madera tierna del mismo año, o sea, que aún no esté lignificada del todo.
• El chip debe tener la misma forma exacta del corte que hemos hecho en el patrón.
• A continuación se coloca el chip en el corte del patrón, ajustándolo perfectamente para que coincidan las capas.
• Seguidamente se ata el injerto con cinta plástica transparente o con rafia de injertar. No se encera.
• Cuando los brotes del injerto midan 10 ó 15 cm. se corta el patrón por encima del injerto.

POR ESQUEJES

Esquejes o gajos son fragmentos de plantas separados con una finalidad reproductiva. Pueden cortarse fragmentos de tallo e introducirlos en la tierra, para producir raíces. Las plantas enraizadas de esta manera serán idénticas a sus progenitoras, es decir, formarán con ellas un clon. Existen diferentes formas de hacer esquejes, según la fase del periodo de crecimiento en que se corten:
De brotes. Estos esquejes se cortan en primavera de puntas de brotes de crecimiento rápido.
De ramas tiernas. Se cortan algo más tarde que los anteriores, cuando el crecimiento apical de los brotes se ha hecho más lento, pero todavía están verdes.
De ramas semilignificadas. Estos esquejes se cortan a finales de verano, cuando el crecimiento ha disminuido, y los tallos son más gruesos y fuertes.
De ramas lignificadas. Se toman de árboles y arbustos de hoja caduca, durante el periodo de latencia, ramas ya leñosas, también llamadas estacas en este contexto.

Reproducción por esquejes

La reproducción por medio de esquejes es asexual por lo que se necesita un progenitor.
Pasos:
Cortar un pedazo tierno y vivo de la planta progenitora.
Meter en un recipiente con agua hasta que desarrolle raíces. Este paso puede ser omitido, y continuar con el siguiente si es necesario, ya que antes que ciertos esquejes de ciertas plantas desarrollen raíces, su tallo puede pudrirse. Habría que experimentar, en caso de duda, probando ambos pasos. Lo más probable es que ambos pasos funcionen.
Enterrar en la tierra el esqueje y regar muy regularmente, más de lo común.
Y si todo resulta como debe ser, en pocos días se producirá una nueva planta clonada completamente independiente de su progenitora asexual.